descarga
Share Button

Con la finalidad de prevenir los casos de violencia de género y contribuir a su reducción en el tiempo, sobre todo en aquellos sectores sociales más vulnerables a ese flagelo, Tesacom está ofreciendo a las municipalidades de Chile una solución que alerta a los familiares de las posibles víctimas, e instancias relacionadas, sobre los episodios de este tipo que tengan lugar y que pongan en peligro la integridad física de una mujer.

Este desarrollo que ya fue implementado con éxito por Tesacom en Argentina y que emplea las tecnologías GPRS/SMS está beneficiando a unas 50 mujeres de la provincia de Salta, las cuales en caso de peligro o amenaza a su vida pueden hacer uso de esta solución, ya sea a través de un botón de pánico portátil o de una app que se maneja desde un teléfono inteligente o smartphone.

Juan Pablo Pelizza, ingeniero de Preventas de Tesacom, explica que se trata de una solución integral que se puede adaptar y configurar a otras situaciones como alertas vecinales, médicas, de incendio, policiales o de transporte público, además de los casos de violencia de género o intrafamiliar.

“Esta solución se basa en la geolocalización de determinadas alarmas, empleando para ello un dispositivo específico (botón de pánico tradicional) o una aplicación para teléfonos inteligentes, sean Android o IOS”, destaca el profesional.

Asimismo, comenta que dependiendo de la realidad del lugar donde se implemente, esta solución puede ir integrada al servicio 911, con todos los procedimientos y políticas que aquello implica, pudiendo adicionalmente gestionar la grabación de voz, de las llamadas o tener un operador que responda y que pueda enviar un móvil al lugar del incidente, etc.

A la vez, Pelizza destaca que existe un conjunto de herramientas que se pueden agregar a esta solución al punto que una persona puede definir una cerca de seguridad. Es decir, en caso que el individuo salga de una determinada área geográfica, el sistema puede enviar un informe al centro de monitoreo, el cual puede tomar contacto directo con esa persona y su familia mediante una interfaz orientada a hacer seguimiento. A la vez, se puede monitorear constantemente la posición o ubicación del dispositivo. Para tener una idea, incluso permite enviar una alerta si el dispositivo se cae al piso.

Si bien el ingeniero de Preventas de Tesacom reconoce que un botón de pánico no puede evitar, por ejemplo, casos de violencia de género o robos a una propiedad, sostiene que es un factor de disuasión muy importante, pues agregan mucho valor a lo que es la integridad de las personas y sus familiares, así como también resulta ser una herramienta fundamental a la hora de reducir los tiempos de respuesta de los servicios de emergencia y seguridad.